30 jul. 2009

Parece que lo estoy viendo… (Síndrome pre-vacacional)

Parece que lo estoy viendo sobre su remolque, solo, al abrigo de un muro de grises bloques de hormigón, desafiando hoy al Sol del verano tras haber hecho lo mismo con la lluvia y las bajas temperaturas del invierno.

Allí, en un rincón, esperando… esperando volver a la vida, despertar del letargo al que fue involuntariamente sometido, ser una vez más indiscutible protagonista de las jornadas estivales conjugadas con espuma y sal.

Siempre presente en mi memoria, tan solo ausencia y distancia, sin descuido, sin olvido, sin culpa. Fue tan solo la Vida, siempre y de todo culpable, la que nos brindó derrotas paralelas que hoy comenzamos a forzar en ángulo.

El disciplinado almanaque trae ya cercano el día que anhelamos, pero hoy, aún en la distancia, ya he botado tu casco y vestido tu palo. Acomodado en tu bañera disfruto del bordo y dejo la singladura a los caprichos del viento.

Parece que lo estoy viendo… sonreír

1 comentario:

  1. Espero que ya estéis disfrutando, el uno del otro, y que nos lo cuentes. Felices vacaciones y singladuras. Un abrazo.

    ResponderEliminar